👉Contemplamos el Sexto Dolor: MARÍA RECIBE EL CUERPO DE JESÚS DIFUNTO TRAS SER BAJADO DE LA CRUZ

Jesús está muerto en tus brazos. ¿Qué sentías Madre?

Qué grande sería el dolor de tener al fruto de tu vientre sin vida en tu regazo. ¡Que amargura sintió tú corazón!.

Madre Dolorosa, nuestros corazones se estremecen al ver tanta aflicción. Haz que permanezcamos fieles a Jesús hasta el último instante de nuestras vidas para después cobijarnos entre tus brazos a la hora de nuestra muerte.

🙏 Dios te salve,  María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora, y en la hora de nuestra muerte.
Amén.

📷 Andrés Campillo