• Es imprescindible estar al corriente de pago para poder procesionar.
  • Se ruega guardar el mayor decoro posible y respetar las indicaciones de los jefes de filas, quienes podrán invitar a abandonar la procesión a aquellos que incumplan tanto las normas como las órdenes.
  • La túnica debe estar en perfecto estado y se debe llevar calzado oscuro, estando totalmente prohibido el uso de calzado deportivo. Están prohibidos los zurrones. Los niños que vayan a llevar el puñal de la Virgen, el Domingo de Resurrección, deben llevar el capuz.
  • Se prohíbe comer en las procesiones y usar teléfono móvil.
  • No se puede llevar el capuz levantado, salvo que se indique lo contrario.
  • Se ruega devolver las cruces inmediatamente después de la última procesión en la que participen con ella y no llevárselas a su domicilio. Deben estar todas entregadas al final de Semana Santa.