Foto: Juan Antonio Marín

Cuando este Lunes de Pascua la imagen de Ntra. Sra. de los Dolores ha abandonado su trono procesional ha dado comienzo una nueva cuenta atrás que finalizará el 3 de abril de 2020, cuando de nuevo desemboquemos en Viernes de Dolores e inauguremos una nueva Semana Santa.

La lluvia se ha hecho protagonista durante los días finales de la Semana Santa, obligando a que varias procesiones no pudieran ser celebradas. Ha sido una Semana Santa atípica ya que no pudimos ascender hasta el Calvario, en la mañana de Viernes Santo, aunque sí que cantamos el célebre y tradicional canto del Motete ante la Virgen en la Parroquia de la Asunción. Tampoco el Domingo de Resurrección pudimos vivir de la manera habitual la procesión, pero sí que al menos se pudo llevar a cabo la ceremonia del Encuentro con Cristo Resucitado que de manera extraordinaria se desarrolló en la Plaza de la Iglesia.

Ahora es el momento para decir GRACIAS a todos los cofrades y costaleros por vuestro esfuerzo, así como a todos los que de una manera u otra han colaborado en todo aquello vinculado con nuestra Dolorosa. Seguro que ELLA os lo sabrá premiar.

Desde aquí queremos mostrar nuestra solidaridad para las Cofradías que no han podido salir a la calle por las inclemencias meteorológicas. Animarles a que, con la ilusión de siempre, continúen trabajando por nuestra Semana Santa ya que este patrimonio de todos lo merece. Similar mensaje queremos transmitir a la Junta Directiva de la Asociación de Cofradías y Hermandades de Hellín.

La Semana Santa del 2019 ha terminado y por ello también es justo reconocer la labor depersona encargada del cuidado de la Parroquia de la Asunción durante estos días, por el buen trato que siempre nos dispensa, cosa que sabemos que es similar con el resto de cofradías y hermandades.

Durante algunas semanas podremos contemplar esta estampa que marcará historia, al poder admirar conjuntamente a las imágenes de Ntra. Sra. de los Dolores, el Cristo Yacente y Ntra. Sra. de la Soledad en la capilla de ésta última imagen. La restauración del retablo de la Capilla donde están expuestos al culto el Yacente y la Dolorosa es la razón por la que ambas imágenes no se encuentran en su lugar habitual.

Agradecer a la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad el hecho de acoger a nuestra venerada imagen en su capilla y a nuestro párroco por permitirlo sin problema alguno.